Referentes CientíficAs

1

Hedy Lamarr 1914-2000. La estrella que inventó el Wifi.

 

Nació en Viena, en el seno de una familia judía. Su padre era banquero y su madre pianista, destacando desde pequeña por su inteligencia y considerada por sus profesores como superdotada. Empezó sus estudios de ingeniería a los 16 años, pero tres años más tarde, en 1933, abandonó la ingeniería atraída por su vena artística. En el teatro en Berlín iniciaría su carrera cinematográfica, por la que sería mundialmente famosa. En ese mismo año, apareció en la película Éxtasis, convirtiéndose en la primera actriz en aparecer desnuda en la gran pantalla. Pero un magnate de la industria armamentística, colaborador de Hitler y Mussolini, arregló con sus padres un matrimonio de conveniencia y fue prometida en matrimonio en contra de su voluntad.

11. Hedy Lamarr.jpg

Un marido machista y posesivo que la apartó del cine y la obligaba a permanecer en casa recluida o salir solamente acompañada de él. Debido a la soledad de esa época, consiguió continuar sus estudios de ingeniería. Y cómo conocedora de los horrores del régimen nazi por su condición de judía, ofreció al gobierno de los Estados Unidos toda la información confidencial de la que disponía, y trabajó para la consecución de nuevas tecnologías militares. Una época que definiría cómo de auténtica esclavitud, hasta que preparó su fuga y llegó en coche hasta París. Posteriormente, viajaría a Londres y finalmente a Estados Unidos, donde sería bautizada con el nombre artístico por el que se la conoce, y donde comenzaría su exitosa carrera en Hollywood. En 1941, junto a su nuevo marido, un compositor vanguardista, inventaron un sistema de comunicaciones utilizando saltos de frecuencias, en el que se basan todas las tecnologías inalámbricas existentes en la actualidad (que se utiliza en los GPS, en el Bluetooth y en las conexiones WiFi).

Como si se tratara de una película, Hedy luchó para hacer ver al mundo que su belleza y su inteligencia no estaban reñidas. El reconocimiento por ser la coinventora de la primera versión del espectro ensanchado que permitiría las comunicaciones inalámbricas de larga distancia llegaría muy tarde, poco antes de su muerte en Florida a los 85 años. Como reconocimiento póstumo, en la efeméride de su nacimiento se celebra el Día del Inventor.

Dorothy Hodgkin 1910-1994. La descubridora de la estructura de la Insulina.

 

Nació en El Cairo, donde su padre trabajaba para el Servicio Egipcio de Educación. Su infancia estuvo marcada por numerosos cambios de residencia debido al trabajo de su padre y por verse envuelta en la primera guerra mundial, motivo por el cual fue enviada junto a sus hermanas menores a vivir con sus abuelos a Worthing (Inglaterra).A temprana edad Dorothy ya mostraba interés por la ciencia, y especialmente por la química. Estudió en la Universidad de Oxford y entre sus profesores se encontraban afamados Premios Nobel de Química como Robert Robinson (1947) y Cyril N. Hishelwood (1956).

Sin embargo, quedó impactada por la conferencia de un joven cristalógrafo de la Universidad de Cambridge, John D. Bernal, con el que iniciaría su tesis doctoral sobre la estructura de esterioides. Una vez finalizada en 1934, decidió volver a Oxford donde permanecería el resto de su carrera profesional. Su investigación se centró en la insulina cuando Robert Robinson le ofreció una muestra pequeña de insulina cristalina. La difracción de rayos X en esa época todavía no estaba suficientemente desarrollada, por lo que decidió mejorar la técnica cristalográfica y consiguió determinar la estructura tridimensional de numerosas biomoléculas además de la insulina como la penicilina o la vitamina B12. Fue pionera en estas determinaciones, corrigiendo las estructuras propuestas inicialmente. Creó una escuela de investigadores en cristalografía con intereses multidisciplinares. Y fue galardonada con el Premio Nobel de Química del año 1964 por las determinaciones de las estructuras de importantes sustancias bioquímicas.

Una mujer luchadora, en especial desde que le diagnosticaron artritis reumatoide con tan solo 24 años; Científicamente incansable, extendiendo la investigación hasta su muerte; Activista por la paz, y promotora del papel de la mujer en la ciencia. Según decía “tener enemigos es una pérdida de tiempo y energía“.

 

Rachel Carson 1907-1964. La primera ecologista de la historia.

 

Nació en Pensilvania, y aprendió con temprana edad a apreciar la naturaleza y la literatura a través de su madre. En un principio, ingresó en el Colegio Chatham para estudiar literatura inglesa pero su amor por la ciencia hizo que se titulara en Biología.

Realizó una tesis de máster en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. Sin embargo, por problemas familiares y la falta de fondos, no pudo hacer el doctorado y seguir en la investigación. Después de años dando clases, en 1936 consiguió entrar en el Servicio de Pesquerías del gobierno retomando su carrera cómo Bióloga marina, llegando a ser jefa de comunicaciones. Esto le permitiría desarrollar sus habilidades como escritora.

A finales de los años 50, Carson viró su atención hacia la conservación, especialmente hacia los problemas que ella consideraba que eran causados por el uso de pesticidas sintéticos. El resultado fue el libro Primavera Silenciosa (1962), que contribuyó a un nuevo conocimiento del lugar que ocupa la especie humana en el mundo y a promover políticas y conductas para preservar el ambiente.

Por esta y otras muchas obras, se convertiría en el principal enemigo tanto de la industria química como de políticos, académicos y científicos, que tratarían de menospreciarla aferrándose a su condición de mujer.

Cuando estaba a punto de cumplir los 57 años, murió en Maryland (EEUU) a consecuencia de un cáncer de mama. Entre sus escritos, no está de más recordar que “El hombre, a pesar de que le guste aparentar lo contrario, es parte de la naturaleza. El objetivo de la humanidad no debe ser dominar a la naturaleza, sino a nosotros mismos“.

 

Grace Hopper 1906-1992. La pionera en el mundo de las ciencias de la computación.

 

Grace Murray nació en Nueva York, y era descendiente de una familia americana de militares. Fue científica y militar (integrante de la Armada de Estados Unidos), luchando contra todos los prejuicios de la época, que buscaban confinar a la mujer exclusivamente a las tareas del hogar. En 1931, se casó con el profesor Vincent Foster Hopper, de quien se divorciaría en 1945.En 1934, se doctoró en matemáticas por la famosa universidad de Yale, donde enseñó matemáticas desde 1931 a 1943. La entrada de EEUU en la contienda por la  II Guerra Mundial, hizo que se uniera a la Marina Americana.

La Marina solicitó a Grace para colaborar en un proyecto de la Universidad de Harvad dirigido por el comandante Howard Aiken. Debía calcular los coeficientes matemáticos del ordenador electromecánico llamado "Mark". Durante su estancia en la Universidad escribió un manual de 500 páginas sobre los principios elementales del funcionamiento de una "máquina informática". Grace comprendió que si los ordenadores pudieran procesar otras instrucciones serían más fáciles de usar. De tal forma que, fue la precursora del lenguaje COBOL (Common Business-Oriented Language), un compilador que fue clave en el desarrollo de la computación moderna. Con su lenguaje de programación universal y simplificado allanó el mundo de la programación.

Su carrera profesional estuvo enmarcada entre la Universidad, la empresa privada y el ejército, combinando a menudo varios puestos de trabajo y promocionando COBOL, hasta su retirada con 79 años con el rango de contraalmirante.

Desde 1971 se entrega el Premio Grace Murray Hopper por parte de la ACM (Association for Computer Machinery). Y desde 1994 se celebra en su honor el congreso Grace Hopper Celebration, que es la reunión más grande del mundo de mujeres tecnológicas, que tiene como fin impulsar la presencia de mujeres en el mundo de la tecnología. Grace falleció mientras dormía en su domicilio de Arlington, Virginia, a los 85 años. Fue enterrada con todos los honores militares el 7 de enero  de 1992 en el cementerio nacional de Arlington.

Barbara McClintock 1902-1992.

La primera mujer que ganó un premio Nobel de medicina en solitario.

 

Nació en Hartford, hija de un médico y en contra la oposición de su madre, que no consideraba la ciencia algo atractivo en una mujer, se graduó en botánica en la escuela de agricultura de la universidad de Cornell, en EE UU. Se doctoró en Botánica en 1927 y lideró el grupo de citogenética del maíz. Estudiando su genoma encontró a unos "genes saltarines", que posteriormente serían los Transposones. Especializada en Citogenética, su trabajo fue ignorado durante décadas debido en buena medida a sus resultados casi “revolucionarios”, y al hecho de que no lo tuvo fácil como mujer investigadora.

Descubrió numerosos detalles de los procesos de recombinación del genoma, siendo la tercera mujer en ser  aceptada en la Academia de Ciencias de los EE UU, en 1944. Sin embargo, sus descubrimientos sobre la regulación del genoma no se reconocieron hasta que François Jacob y Jacques-Lucien Monod llegaron a las mismas conclusiones en los años 60. Obtuvo el premio Nobel de Medicina o Fisiología en 1983 por su descubrimiento de los elementos genéticos móviles. Pero también puso en relieve el papel de los telómeros y centrómeros. Quedaba claro que su trabajo tenía implicaciones más allá de la Botánica.

Fue una de las grandes científicas en el campo de la genética, y hasta hoy en día sigue siendo la única mujer que ha recibido un premio Nobel en solitario en esta categoría. Murió a la edad de 90 años, dejando una gran vía a las investigaciones biomédicas actuales. Los elementos móviles son la base de la Ingeniería genética, son responsables de muchas mutaciones y ayudan a explicar cómo las bacterias generan resistencia a los antibióticos.

Cecilia Payne-Gaposchkin 1900-1979. La astrónoma que descubrió la composición de las estrellas. 

 

Nació en Inglaterra y estudió botánica, física y química en la Universidad de Cambridge. Debido a los problemas que tenía para graduarse por su sexo, se trasladó a los EE UU en 1922. Fue la primera persona que consiguió un doctorado en el área de Astronomía en la Radcliffe University, actualmente parte de la Universidad de Harvard. En el año 1925, en su Tesis Doctoral, propuso que las estrellas están compuestas principalmente por hidrógeno. En la actualidad está completamente asumido, pero fue una revolución en su época. Este trabajo fue considerado en su momento por el astrónomo Otto Struve como "la más brillante tesis doctoral escrita nunca en astronomía".

Posteriormente siguió trabajando en la Harvard University, donde realizó estudios sobre la luminosidad de las estrellas. Pese a trabajar en esta universidad durante casi veinte años, no fue considerada astrónoma oficial hasta el año 1938. Y hasta el año 1956 no pasara a ser la primera mujer profesora asociada en Harvard.

En 1966 se retiraría oficialmente de la enseñanza, pero continuó observando el universo como investigadora del Observatorio Astrofísico Smithsonian en Cambridge, donde falleció a los 79 años.

Emmy Noether 1882-1935.  La "genio" matemática que revolucionó la física.  

 

Nació en Earlangen (Alemania), era la mayor de cuatro hermanos y formaba parte de una familia de matemáticos de 3 generaciones. Era hija del matemático Max Noether, que enseñaba en la Universidad de Earlangen, en Baviera. Sin embargo, a pesar de su posición, fue imposible matricularse en la universidad por su condición de mujer, asistiendo a las clases como oyente.  

Durante siete años estuvo trabajando sin remuneración en el Instituto Matemático de Erlangen, donde se doctoró. En sus primeros años, debido a su condición de mujer, fue criticada y, en cierta medida, rechazada por algunos de sus compañeros. Pero su mente brillante la hicieron no pasar desapercibida.  En 1915, el gran matemático alemán David Hilbert la invitó a incorporarse al Instituto de Matemáticas de Göttingen, sin no antes recibir el rechazo de sus colegas del departamento.

Durante su vida, nada sencilla, fue capaz de asentar las bases de lo que hoy día conocemos como álgebra abstracta. Es conocida por sus contribuciones de fundamental importancia a la física teórica.

El teorema de Noether permite explicar (o comprobar) que cualquier simetría proveniente de un sistema físico está sujeta a una ley de conservación, pudiéndose aplicar al teoría de la relatividad de Einstein. De tal forma que, fue considerada por Albert Einstein y David Hilbert como la mujer más importante en la historia de las matemáticas.

No obstante, con la llegada del partido Nazi al poder fue expulsada de su país natal, por su ascendencia judía, y huyó a EE UU.  Una vez allí,  continuó con su vida académica, pero poco después fue operada de un quiste ovárico y a pesar del buen pronóstico tras la operación, no se recuperó, falleciendo a los 53 años. Fue una de las matemáticas más importantes y brillantes de la historia.

Lise Meitner 1878-1968.

La científica que descubrió la fisión nuclear.

Nació en Viena, en el seno de una familia judía, siendo la tercera de ocho hermanos. El apoyo familiar fue fundamental para que Lise, una mujer, pudiera dar sus primeros pasos en su desarrollo intelectual. En esa época las mujeres no tenían permitido acceder a instituciones de educación superior, pero fue la segunda mujer que obtuvo un doctorado en Física por la Universidad de Viena.

Es célebre por haber descubierto el protactinio en 1918 junto con Otto Hahn. Sin embargo, con la llegada de Adolf Hitler al poder, Lise tuvo que escapar en 1938 a Holanda y posteriormente a Suecia con documentos falsos. Desde Copenhague, dirigió investigaciones junto con Otto Frisch (su sobrino), sobre las transmutaciones de elementos y especialmente sobre la fisión del uranio (1939). Formó parte importante del equipo que descubrió y fue capaz de dar una explicación a la fisión nuclear. No obstante, el Premio Nobel de Química de 1944 fue otorgado solamente a su colega Otto Hahn por este descubrimiento.  

Tras su extenso bagaje científico y personal, se retiró a vivir a Inglaterra, donde falleció a los 89 años. El elemento nº 109, meitnerio, fue nombrado en su honor, "haciendo justicia a una víctima del racismo alemán y dar el justo crédito a una vida y trabajo científicos" según explicó uno de los investigadores alemanes que lo sintetizaron en 1982, Peter Armbruster.

Marie Curie 1867-1934. La primera persona en recibir dos premios Nobel.

Era la menor de 5 hermanos, y a la edad de 10 años comenzó a estudiar en una escuela internado. A los 16 años se graduó con medalla de oro, pero posiblemente debido a una depresión, sufrió un colapso y fue enviada al campo con unos parientes de su padre. En 1891 partió hacia París y se matriculó en el curso de ciencias de la Universidad de la Sorbona. Finalizó sus estudios de física con el número uno de su promoción, y sería allí donde conociera al también científico Perre Curie, con el que se casaría en 1895.

Sus estudios fueron pioneros en el campo de la radiactividad. El Nobel de Física lo recibió en 1903 (compartido con su marido y Henri Becquerel) en reconocimiento a sus investigaciones conjuntas sobre los fenómenos de radiación. El premio Nobel de Química que recibió en 1911 fue en reconocimiento al avance de la química por el descubrimiento de los elementos radio y polonio, por el aislamiento del radio y el estudio de la naturaleza y compuestos de éste. Marie le dio ese nombre al polonio en honor a su país de nacimiento.

Envuelta en el estallido de la Primera Guerra Mundial, cuando los médicos no daban abasto para atender a los heridos, Marie crea máquinas móviles de rayos X (y los vehículos para llevarlas hasta el frente de batalla) ayudando así a los cirujanos, a través de las radiografías a actuar más rápido y mejor.

Las largas exposiciones a la radiación hicieron que sufriera anemia perniciosa, y tras quedar ciega, falleció a los 66 años. Es considerada una de las mentes más brillantes del siglo XX.

Ada Lovelace 1815-1852. La primera programadora informática.

Hija del famoso poeta romántico Lord Byron y Anne Isabella Byron, se enfrentó a las ideas clásicas de la sociedad victoriana de la época. Su madre (ya separada del poeta por sus continuas infidelidades) promovió su interés por la lógica y las matemáticas. Su posición social y su educación la llevó a conocer a científicos importantes, y su talento hizo que el matemático británico Charles Babbage la reclutara.

Es conocida principalmente por su trabajo sobre la máquina analítica de Charles Babbage. Ada inventó una notación para describir algoritmos, creando así el más remoto antecesor del “software”, es decir, el primer lenguaje de la programación. Tuvo que firmar sus trabajos con sus iniciales A. A. L., para que no la censuraran por ser mujer y murió a los 36 años por un cáncer de útero. En 1980, el Departamento de Defensa de EE.UU. desarrollaría un lenguaje de programación basado en Pascal, llamado "ADA" en su honor.

Mary Anning 1799-1847. La primera paleontóloga reconocida.

Mary no recibió ningún tipo de educación formal y lo que aprendió a lo largo de su vida fue de manera autodidacta y por su propia inquietud. Su amplio conocimiento lo acumuló a lo largo de años en la búsqueda de fósiles.

Con el tiempo se convirtió en una eminencia en la sombra en el mundo de la paleontología y sus descubrimientos contribuyeron a desmontar la teoría creacionista y a corroborar las teorías evolutivas. Pero solamente algunos pocos hombres la citaron en sus estudios y fue después de su muerte que la Sociedad Geológica de Londres se dignó a rendirle el merecido homenaje.

El siglo de las luces, fue el de la oscuridad para las mujeres

Mujeres fascinantes que no podían votar, tuvieron la inteligencia de superar todas las barreras para poder estudiar.

Las Universidades cerraron las puertas a las mujeres. Y dejaron que entraran en aquellos campos científicos poco entendidos y/o difíciles.

Hoy en día el 40% de los Científicos del País (España), son mujeres.

Sabias, la cara oculta de la ciencia.

Sinopsis

¿Quién fue Enheduanna? ¿Y Émilie de Châtelet? ¿Por qué los maestros cerveceros consideran su mentora a Hildegarda de Bingen, una monja del siglo XI? ¿Fue Marie Curie merecedora de los dos premios Nobel de ciencias que recibió? ¿Habría sido posible descifrar la estructura del ADN sin el trabajo de Rosalind Franklin? ¿Por qué es tan desconocida la mujer que desentrañó la estructura de la penicilina? ¿Qué papel tuvieron las mujeres durante la Edad de Plata que la ciencia vivió en la Segunda República española?

En este libro rescatamos la historia de algunas de las mujeres que han hecho contribuciones relevantes en la ciencia y paralelamente, para entender porqué fueron tan escasas y hoy son tan desconocidas, realizamos un recorrido por la historia.

En este paseo descubrimos que hasta bien entrado el siglo XX, las mujeres tuvieron vetado el ingreso en las universidades y el ejercicio de muchas profesiones que requerían estudios, y que antes habían sido expulsadas de las bibliotecas de los monasterios, los centros donde se refugió el saber durante la Edad Media. También descubrimos que sus historias fueron borradas de los anales de la ciencia o sus contribuciones les fueron arrebatadas.

Las mujeres científicas de la historia están siendo hoy redescubiertas para pasmo y solaz de propios y extraños, y brillan con todo su esplendor.

Sabias, la cara oculta de la ciencia

"Científicas en Biomedicina - una carrera de fondo"

Es una iniciativa de divulgación científica.

El objetivo principal es acercar la investigación biomédica, tecnológica e innovadora de excelencia realizada por mujeres científicas a la sociedad, a través de los medios de comunicación.

De mayor quiero ser científica... Investigadora Clínica

Para ver todos sus videos, acércate a su canal de YouTube:

https://www.youtube.com/channel/UCIuBv6yScc6VishS3IFd2vg

 

Además, "De mayor quiero ser científica" es una de las 8 finalistas para los Prémios Europeos #MedeaAwards que reconocen la excelencia y la creatividad en el uso de los medios para la educación.

http://www.medea-awards.com/news/finalists-announced-for-medea-awards-2017

Mujeres investigadoras: el bache de los 40

Cuando una mujer se encuentra en el intervalo aproximado de los 28 a los 35 años, su carrera profesional diverge de la homóloga masculina. Debemos incidir y educar para la "CONCILIACIÓN" (familiar y laboral); de esta forma, algún día............ ambas carreras podrían llegar a converger.

Mujeres investigadoras: el bache de los 40

Wallapop women’s scholarship. Ver enlace en:

http://epws.org/wallapop-womens-scholarship

Relacionado

Asociaciones

  Algo de Ciencia

© 2017 by María Coronada Fernández Calderón. Proudly created with Wix.com